El dolor referido en la Fisioterapia

En cantidad de ocasiones atendemos a pacientes que sufren dolor durante su día a día, y al llegar a la consulta esa zona de dolor no responde a la palpación o presión.

¿Qué es los que nos pasa?

Se llama dolor referido y se trata de un efecto de “interferencia” de las neuronas que conducen el dolor de unas partes del cuerpo con otras neuronas sensitivas de partes a cierta distancia de las primeras. Es un dolor difuso, no es un punto exacto sino una zona de dolor, que comúnmenteimage001 aumenta o disminuye conforme a la posición de alguna articulación adyacente o no.

Para entender su funcionamiento es imprescindible conocer lo que es la metámera: es en primera instancia un nivel o segmento medular y toda la información entrante o saliente (aferente o eferente) correspondiente con este nivel, y que pueden corresponderse con todo tipo de tejidos ya sea sensibilidad de la piel, profunda, ósea, visceral, actividad muscular, vascular, etc.

image002

Toda la sensibilidad que llega a este segmento medular pasa previamente por un ganglio sensitivo, una concentración de cuerpos neuronales que constituyen un relevo de una neurona periférica a una central. Es en este punto donde se produce (con relativa frecuencia) esa interferencia de información que hablamos. Por ejemplo la sensibilidad del músculo infraespinoso, puede confundirse en este ganglio con la sensibilidad de la cara externa del hombro y brazo, y que nuestro cerebro interprete erróneamente que el estimulo de dolor proviene del brazo y no del m. Infraespinoso.

De esta forma, para identificarlos, tenemos la zona de dolor referido que no responde a palpación o presión, y tendremos otra zona que provocará no sólo dolor en la zona de presión, sino también en ese territorio de dolor referido que puede ser adyacente o distal.

Es muy importante para nosotros l@s fisioterapeutas conocer ciertos “mapas” de dolores referidos, tanto musculares como viscerales, para realizar diagnósticos exactos e inequívocos para identificar los tejidos sobre los que actuar, aunque en un principio para el paciente resulte extraño tratar una zona que inicialmente no presentaba el dolor objeto de la consulta.

Fuente: Fisioterapia Online

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies