¿De qué forma el tabaco afecta a nuestra salud bucal?

El tabaco es uno de los grandes enemigos de nuestro cuerpo, por lo que también es el de nuestra boca, afectando a nuestros dientes y encías, teniendo unos efectos muy nocivos en estas. El tabaco posee un efecto vasoconstrictor en nuestras encías, dificultando el acceso del riego sanguíneo y, por lo tanto, la llegada de nutrientes y de oxígeno necesario, lo cual puede acabar en una gingivitis. Esto induce a que nuestras encías no sangren aún cuando se encuentran inflamadas, por lo que resultará más difícil detectar una gingivitis.

Los dientes amarillos y la disminución del sentido del olfato y del gusto son otros síntomas asociados al consumo del tabaco, debido a la nicotina y al alquitrán que contienen, favoreciendo la aparición de sarro. Además, provoca mal aliento debido a modificaciones en la flora bucal.

Desde Clínica Dental Sancho Esper aconsejamos evitar el consumo del tabaco, pues de igual manera hay varios efectos muchos más dañinos que pueden ser ocasionados debido al tabaquismo, como el cáncer oral. Debido a las sustancias cancerígenas que el tabaco contiene, como la nicotina y el alquitrán, se eleva el riesgo de padecer este tipo de enfermedad en las personas fumadoras.

Fuente: Vitis, ABC

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies